Leyendas hechas poesía

Cuenta aquella leyenda Que una noche de abril Un amor se hizo piedra Entre un águila y delfín Empezó en los cuarentas Escondido por ahí Una historia secreta Difícil de describir Vivieron primaveras Y atardeceres carmín Un amor de novela Con aroma de jazmín Pero fue en los ochenta Que escucharon el crujir Durante una […]

a través de El águila — Letras & Poesía

Dejo la lectura de la entrada que menciono arriba sin hacer más comentarios. Me gustaría reservarlos por si quienes lean esto realizan algún aporte que dé espacio a un diálogo acerca de la fusión (a veces obvia porque todo texto es “poético” y a veces no tanto puesto que hay espacios en los que la poesía y la narración tienen sus peculiaridades) de diferentes discursos.

Anuncios

EL COLEGIO N°3 DE 2 “MARIANO MORENO” EN LA NOCHE DE LOS MUSEOS

Casi todos saben cuál es el evento que aquí se menciona; he visto en sitios que sigo cómo este tipo de actividades se replican en diferentes lugares. En nuestro país la Noche de las Librerías, la Noche del Helado Artesanal (fue el martes 21 de este mes), la Noche de los Museos…

En este caso lo especial para nuestro colegio: Colegio N°3 DE 2 “MARIANO MORENO” se debió al hecho de que, entre otros tantos colegios  que ya participaban del evento, este fue nuestro primer año de participación con el Museo Mariano Moreno (Huellas en la Escuela ; Museo Colegio Mariano Moreno) y este es uno más de los motivos por los cuales uno se siente orgulloso de pertenecer a esta institución. Sobre todo en momentos en que para algunos estar en la escuela pública es “caer en ella” y suponer que no se cultiva la excelencia. Creo que algunos se olvidan de que el mejor aprendizaje para cualquiera de nosotros (no sólo para los estudiantes) es que no se compite ante otros sino con otros y no sin antes haber practicado una actividad de constante autosuperación, con lo cual es evidente que primero uno compite y batalla con uno mismo: perfeccionamiento de habilidades y destrezas, superación de obstáculos y temores, asunción de la certeza de que la duda y la incertidumbre son los mejores propulsores para la curiosidad y el interés por la indagación… Y hay mucho más para decir.

Pero hoy quiero dejarles imágenes de esta actividad que atravesó a toda la comunidad escolar: pasaron por allí ex alumnos, ex profesores, estudiantes, docentes en actividad, preceptores (son personal docente pero muchos lo olvidan; a veces también algunos de ellos), auxiliares, directivos (en este caso, docentes reales y comprometidos con la labor y conscientes de que forman parte de la escuela y trabajan junto con cada uno de los miembros de la comunidad educativa), padres, familiares (de estudiantes y docentes), público en general…

La mayoría de las fotos que verán a continuación son unas pocas de todo lo que se realizó. He incorporado también algunas que corresponden a lo que yo trabajé en esta oportunidad. Lamentablemente no tengo registro fotográfico ni de filmación de la actividad de narración oral que desarrollé en el segundo piso de la escuela: me presenté con un guardapolvos como si fuese el fantasma de una preceptora contando una de las Historias de fantasmas que reescribimos el año pasado con mis alumnos de primer año (quizás las recuerden porque las he compartido por este medio y están subidas en una publicación digital de Calaméo)

Portada de la publicación

Imágenes del armado del aula para la exposición

De aquí en adelante verán las mejores. Toda la producción desplegada por infinidad de personas. Y con un plus de estética aportado por gente que sabe de esto.

Los tesoros de la Historia

El tesoro de Alarico

Una de las razones (entre otras tantas) por las que siempre encuentro material de interés en el blog de Francisco Javier Tostado es por la forma en que relata detalles de la Historia que, además de su valor histórico, contienen todo lo que hace que la ficción pueda invadir lo menos conocido o difundido o lo que hasta este preciso momento ignoramos. Es quizás por ello que seleccioné este artículo para este blog y no para Otras miradas (donde quizás aparezca reblogueado).

Lo fantástico

El minotauro interior

Citando nuevamente un artículo de Borgeano, se me ocurre que en él está parte de lo que mis alumnos buscan entender cuando se trata de diferenciar entre el relato maravilloso y el fantástico. Bien es cierto que desde la aparición del realismo mágico las fronteras cada vez se desdibujan más. Sin embargo, la presencia de lo monstruoso (aun cuando ese aspecto esté dentro del mismo ser humano) parece una de las constantes que caracterizan el mundo de lo fantástico.

Además de obras que refieren al personaje del Minotauro (y no sólo en la mitología sino, por ejemplo, en “La casa de Asterión” de Jorge Luis Borges) se me presenta otro, el del hombre lobo, con diversas variantes que lo distancian de la vinculación superficial con ciertas creencias y que aparece, por ejemplo en La marca de la bestia, una obra que no muchos conocen de Rudyard Kipling (a quien varios celebran por El libro de la selva).

ESTE ES MI COLEGIO

COLEGIO N°3 DE 2 “MARIANO MORENO”

Sí, es sólo una pizca de información la que les doy. En el enlace encontrarán algo; más adelante revelaré cosas que por aquí no han visto. Lo que sí conocen: muchas de las experiencias de escritura de mis alumnos. Hasta pronto.