En los márgenes

     Es interesante observar cómo ciertas prácticas de taller de escritura nos ubican en los bordes. Ya de por sí esta es una característica del microrrelato pero se potencia cuando el texto en cuestión linda entre la poesía y la prosa.

     El texto que transcribo a continuación y que surgió por imitación de uno de Oliverio Girondo (en Espantapájaros) fue escrito por Boris (segundo año de la escuela secundaria) y dice lo siguiente:

Que los niños te señalen al pensar que eres  un monstruo, que cada vez que toques algo sientas que tus dedos se queman; que tu mujer te grite todos los días y que tus mejores amigos te escupan por repudio.

Que la gente te mire asqueada como si fueras lo peor que pudieran ver, que siempre huelas a basura quemada, que tus hijos sean marginados por tu culpa, que cada vez que veas a tus padres empiecen a decir groserías sobre ti, que tu actividad favorita sea deformarte la cara con un martillo mientras te rías.

     Que los sonidos que digas sean cada vez más agudos y fuertes hasta que te sangren las orejas y que cada vez que estés parado sientas que tus pies se doblan y cuando quieras sentarte sentirás agujas oxidadas por todo el cuerpo; que cada vez que digas algo tengas menos años de vida y que tu pasatiempo sea lamer zapatos usados.

Para quien no conozca el texto de Oliverio Girondo aviso que en él elabora todo un conjunto de maldiciones. No hay riesgo: los otros escritos de esa antología exhiben otros temas y estilos y hasta hay uno con bendiciones. Mi alumno no está realizando una catarsis sino que tomó el desafío de crear otro estilo de maldiciones.

Anuncios

Microrrelatos

Reblogueo en este caso una entrada de un sitio en el que se trabaja casi exclusivamente con microrrelatos. Les recomiendo visitarlos para conocer qué minificciones se escriben en la actualidad y además poder hacer un diálogo con la ya tradicional escritura de minicuentos.

En el amor y en la guerra todo vale, o eso dicen. Pero, tristemente, ambos tienen algo más en común: el amor y la guerra se declaran y se hacen. Aunque deberíamos hacer más el primero que la segunda. Enero 2018

a través de Microcuento #63 by mabm — TEJIENDO LAS PALABRAS

En el jardín inglés

Erase una vez

El título de la entrada es el nombre del sitio desde donde les traigo este microrrelato con un plus de “teoría” acerca de la escritura. Una pequeña dosis de lo que es parte del mundo de Lapizázulix y de lo que compartimos con otros; aprovechen lo que se pone en juego con este “lenguaje interrumpido o intervenido”

En Letras&Poesía

La poesía como rompimiento fundacional

Algo de lo que estuvimos hablando en clase, tanto en los primeros años como en los últimos (1° o 4° año de la secundaria) y que traigo desde el sitio mencionado en el título de la entrada: las diferentes formas en las que la poesía se reinventa y se resignifica a sí misma, así como el valor que adquieren los sonidos. Recuerden: poesía y música son lenguajes íntimamente relacionados.

¿Tendremos alguna vez el Nobel de Literatura?

Acerca del Nobel

No está aquí la respuesta a la pregunta del título pero sí es interesante observar cómo sucede frecuentemente que Argentina figure entre los candidatos. Es una deuda que no sé si alguna vez será saldada. En todo caso, las novedades que trae ¿Qué leer? no dejan de tener vigencia (aun cuando en este momento en que edito esta entrada el Nobel ya haya sido adjudicado).