Twitter y microrrelatos

En mi otro blog he escrito hace un tiempo algo en referencia a la relación entre el microrrelato y la elaboración de un tweet; si les interesa pueden buscarlo allí (Otras miradas). No es lo mismo que aparece aquí en relación con lo que el escritor del sitio plantea como algo propio de su escritura pero puede resultarles interesante su mirada:

Sobre mi escritura y Twitter (fragmento de mi cuarta novela)

Anuncios

SUCUMBIR A LA TENTACIÓN

Desde que empecé a trabajar con los blogs (este fue el primero) me propuse que no aparecería en ellos nada de mi creación ficcional. Análisis, comentarios, sí; lo que se vinculara con lo creativo siempre provendría de las actividades de mis alumnos; en otro orden de cosas, retomar ideas de otros en sitios, páginas y blogs para nutrir los diversos aspectos de la literatura y de la cultura que me interesara abordar por diferentes necesidades: investigación personal, interés de lectora, aportes para la enseñanza…

Lo cierto es que no he impulsado la posibilidad de que mis textos poéticos y narrativos fueran publicados y creo que a esta altura quedarán como cuadernos personales y, con o sin valor literario, nunca verán la luz de otro modo.

Por esta razón he sucumbido y, por primera vez (exceptuando un video que se realizó con fines educativos), voy a compartir en este espacio una poesía de mi autoría (no sé si volveré a repetir la experiencia). Cabe decir que el texto es conocido por varias personas (algunas de ellas siguen el blog) porque surgido por una situación especial fue compartido con varios que atravesaron momentos similares o se dedicó a otros que nos abandonaron dejándonos ante el vacío que produce la ausencia:

Hacia el origen

De un capullo de seda

Frágil como la vida misma,

Tenue como el día,

Simple como las gotas de lluvia

En las plantas de un jardín.

De allí salimos;

Al sol, a la lluvia, a la noche…

Reptamos por caminos desconocidos,

Nos cruzamos con otros seres

Y nos unimos en burbujas resplandecientes

Mientras el tiempo gira a nuestro alrededor.

Un día nos elevamos, ascendemos

Hacia el sol, las nubes, las estrellas.

Hay un nosotros que nos reúne, nos congrega

Y la esperanza de un futuro que nos continúa.

Volamos, cuerpo y alma de mariposa omnipotente,

Sabiendo que nuestro tiempo pasa,

Construyendo castillos en el aire

Que el sol refleja en los oasis de la tierra.

Unas veces descendemos hacia las flores

Para dejar nuestras semillas,

Para afianzar lo que ha de quedar de nosotros.

Otro día, uno pactado de antemano

Pero siempre imprevisto,

Nos quedamos en la tierra,

Nos hundimos en ella,

Nos cobijamos en ella.

Quizás estamos solos

Pero llegamos al origen,

Al final de un camino

Que nos señala el final de nuestro tiempo,

El comienzo de otra historia

En la que somos fruto y semilla,

En la que nuestra simiente,

Origen y meta,

Queda para soñar nuevos caminos.

 

 

A veces escribo.. — Elia Santos

A veces escribo con tinta roja Sobre paginas negras, opacas y deslucidas Mostrando lo insensible; la rapiña humana La conciencia desnuda del despiadado. A veces escribo con tinta negra Sobre páginas blancas sin medidas Mostrando mis emociones, desnudando mi alma Pero hoy escribo con tinta invisible Sobre el cielo azul, mirando a […]

a través de A veces escribo.. — Elia Santos

Más que comentar yo lo que me motivó a escribir esta entrada, me encantaría que comenten ustedes y pueda entablarse un diálogo en relación con lo que se expresa en este texto. Yo tengo algo que decir en relación con Eduardo Galeano, pero quisiera primero leerlos a ustedes. LOS ESPERO

PONIÉNDOME AL DÍA

OTRAS MIRADAS

Desde hace unos días tengo como 15 post retrasados. Y todos son comentarios de entradas que replico desde otro sitio. Esto siempre me recuerda que los escritores dicen que necesitan leer para nutrirse en pro de la escritura; en este caso no estoy tan segura: estoy convencida de que leer es una forma de escritura pero de tanto ocuparme en comentar posteos interesantes en otras páginas me está sucediendo que no llego a trabajar las que son auténticamente propias.

Intentaré  concluir mañana con lo pendiente y tomar de una vez por todas lo que tengo reservado y planificado. Gracias por seguirme, leer y aportar interesantes comentarios.

Ver la entrada original

La realidad del mito

Letras & Poesía

Sólo le quedaba un objeto, el último que completara la serie. Antes de irse a dormir los sacaba de su arca y los contemplaba con una devoción extrema. Encontrar la reliquia que le faltaba lo llevaría hasta él. Hacía ya mucho, cerca de un milenio, que toda aquella historia se congeló en el tiempo, como un fósil viviente enterrado en una geoda de amatistas. Su apariencia humana se desvanecía al mirar el brillo de sus ojos en el espejo, sólo ella podía hacer un repaso por su pasado remoto. En tiempos modernos los mismos dioses bajan hasta las calles para caminar entre los “mortales”. Su mito sólo era recordado por estudiosos de la historia y del arte antiguo. Y sin embrago la realidad superaba a toda fábula y leyenda. Las reliquias ya no estaban en las antiguas tumbas de Egipto, sino en los grandes museos de aquella ciudad europea que…

Ver la entrada original 430 palabras más

Definición última de poesía

Podría publicar esto en OTRAS MIRADAS pero decido traerlo desde BORGEANO a LAPIZÁZULIX porque la poesía es el primer recurso que el hombre usó cuando necesitó contar sus historias. Hay muchas otras razones, pero me quedo con esta por ahora.

El Blog de Arena

La siguiente es una página del inolvidable Caloi, dibujante que aúna de manera única y maravillosa lo mejor del humor con la sensibilidad de lo poético. En este caso el tema poético es directo, pero la obra de Caloi, sobre todo la que maneja en este formato de página completa (y que fueron publicadas en la revista dominical del diario Clarín) es un muestrario de sencillez y amor por la ciudad que lo vio nacer. Por último, bien se sabe que definir la poesía es algo imposible; entonces esta página sirva, tal vez, como lo más cercano que podamos llegar a una definición perfecta.

Caloi - poesía

Ver la entrada original