La Ovejita que vino a cenar — Esta es mi casa

Un cuento extraordinario para enseñar a nuestros hijos valores fundamentales para su crecimiento.

a través de La Ovejita que vino a cenar — Esta es mi casa

Un ejemplo de cuando los cuentos se usan en la familia para comunicar más a través de una buena excusa. No pierdo de vista que la mayoría de las personas entiende que la narración oral está muy vinculada a la posibilidad de enseñar a los niños y muchos practican esta actividad (con visibles diferencias) porque empezaron a aprenderla desde chicos, con diversas experiencias y recursos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s