SUCUMBIR A LA TENTACIÓN

Desde que empecé a trabajar con los blogs (este fue el primero) me propuse que no aparecería en ellos nada de mi creación ficcional. Análisis, comentarios, sí; lo que se vinculara con lo creativo siempre provendría de las actividades de mis alumnos; en otro orden de cosas, retomar ideas de otros en sitios, páginas y blogs para nutrir los diversos aspectos de la literatura y de la cultura que me interesara abordar por diferentes necesidades: investigación personal, interés de lectora, aportes para la enseñanza…

Lo cierto es que no he impulsado la posibilidad de que mis textos poéticos y narrativos fueran publicados y creo que a esta altura quedarán como cuadernos personales y, con o sin valor literario, nunca verán la luz de otro modo.

Por esta razón he sucumbido y, por primera vez (exceptuando un video que se realizó con fines educativos), voy a compartir en este espacio una poesía de mi autoría (no sé si volveré a repetir la experiencia). Cabe decir que el texto es conocido por varias personas (algunas de ellas siguen el blog) porque surgido por una situación especial fue compartido con varios que atravesaron momentos similares o se dedicó a otros que nos abandonaron dejándonos ante el vacío que produce la ausencia:

Hacia el origen

De un capullo de seda

Frágil como la vida misma,

Tenue como el día,

Simple como las gotas de lluvia

En las plantas de un jardín.

De allí salimos;

Al sol, a la lluvia, a la noche…

Reptamos por caminos desconocidos,

Nos cruzamos con otros seres

Y nos unimos en burbujas resplandecientes

Mientras el tiempo gira a nuestro alrededor.

Un día nos elevamos, ascendemos

Hacia el sol, las nubes, las estrellas.

Hay un nosotros que nos reúne, nos congrega

Y la esperanza de un futuro que nos continúa.

Volamos, cuerpo y alma de mariposa omnipotente,

Sabiendo que nuestro tiempo pasa,

Construyendo castillos en el aire

Que el sol refleja en los oasis de la tierra.

Unas veces descendemos hacia las flores

Para dejar nuestras semillas,

Para afianzar lo que ha de quedar de nosotros.

Otro día, uno pactado de antemano

Pero siempre imprevisto,

Nos quedamos en la tierra,

Nos hundimos en ella,

Nos cobijamos en ella.

Quizás estamos solos

Pero llegamos al origen,

Al final de un camino

Que nos señala el final de nuestro tiempo,

El comienzo de otra historia

En la que somos fruto y semilla,

En la que nuestra simiente,

Origen y meta,

Queda para soñar nuevos caminos.

 

 

Agujero negro de José maría Merino — SENDERO BLOG

Tengo varios cuentos de José María Merino y algunos de ellos deben haberlos visto en algunas de las publicaciones que he realizado de artículos acerca de diferentes características de los microrrelatos. Sin embargo, como no recuerdo este, me lo he traído desde SENDERO BLOG, un sitio amigo que les queda de paso citado tanto en el título de la entrada como en el pie del mismo.

 

El hombre pasea por la playa solitaria y encuentra, depositada en la orilla por las olas, una botella de cristal negro, con una señal muy extraña impresa en su tapón. Mientras lo desenrosca, el hombre piensa en sus lecturas de niño: el genio cautivo, los mensajes de náufragos. Abierta, la botella inicia una violentísima inhalación […]

a través de Agujero negro de José maría Merino — SENDERO BLOG

Nota: la imagen que encabeza la entrada es la que identifica al blog que aquí estoy replicando.

Artículo en Microcuentos.es

Los microrrelatos y el humor: casi un chiste (parte 2)

  Acá está la segunda parte del artículo que mencioné la semana pasada:  Los microrrelatos y el humor: casi un chiste (parte 1)

     Los microrrelatos y el humor Este enlace es el de la entrada que yo había publicado por acá. Por supuesto, cada versión (la original y la que ayer apareció en Microcuento.es) tienen sus particularidades y en algún caso están también diseñadas en función del público que recorre los sitios, pero es posible que alguno de ustedes quiera curiosear entre la entrada original y la que hoy les traigo desde el blog de España.

¿LES COMPARTÍ ESTA PUBLICACIÓN?

 

Esta también fue una actividad colectiva armada entre los que participábamos de un curso de CONECTAR IGUALDAD.

ALGUNA VEZ LO HABRÉ MENCIONADO

     Estaba por compartir con ustedes una antología de microrrelatos que hicimos entre varios profesores hace unos años atrás, cuando recordé que la habíamos digitalizado de otro modo. Así que, lo que hago ahora es compartir con ustedes esa antología como se publicó en Issuu y en Calaméo:

 

MICROCOSMOS EN CALAMEO

 

Y además…

Publicaron uno de mis microrrelatos en Instagram.

Screenshot_20200604-201232_Instagram.jpg

Si quieren contactarse por Instagram alí tienen mi usuario: de paso, conocen las publicaciones de Microcuento.es por allí, los retos literarios y pueden ver los comentarios: es curiosa la variedad de interpretaciones que le han dado a mi “criatura”.

Nuevo artículo en Microcuento.es

El microrrelato y el humor: casi un chiste (parte 1)

     Recordarán que hace un tiempo publiqué una entrada en la que trabajaba con el límite entre el microrrelato y el chiste. Agregué que era un artículo que estaba armando para Microcuento.es y prometí traer la versión tal y como se publicara allí. Pues aquí está el enlace: decidieron que el artículo daba para armar dos posteos así que hasta la otra semana tendrán sólo este, que es la primera parte.

     Los microrrelatos y el humor Este enlace es el de la entrada que yo había publicado por acá. Por supuesto, cada versión (la original y la que ayer apareció en Microcuento.es) tienen sus particularidades y en algún caso están también diseñadas en función del público que recorre los sitios, pero es posible que alguno de ustedes quiera curiosear entre la entrada original y la que hoy les traigo desde el blog de España.

Seísmos. Cuentos de seis palabras, de Javier Puche

He aquí un libro que no había descubierto en relación con los microrrelatos. Otro camino de búsqueda comienza, pese a la montaña de hiperbreves que ya tengo guardados, más allá de los que he compartido en este blog y en artículos para Microcuento.es

Biblioteca letraherida

“Se aman con dolor los erizos.” “Caen del cielo estrellas de mar.” “Le aburre al muerto la eternidad.” “Descubrí un ahorcado en mi bonsái.” “Secretamente celebra el ciego los eclipses.”

Javier Puche en Seísmos. Cuentos de seis palabras con ilustraciones de Riki Blanco. Los seísmos literarios, primos de los microrrelatos, son nanorrelatos conceptuales de seis palabras cuya acción se encuentra sumamente condensada, y en los que el autor busca experimentar y depurar al máximo el lenguaje; haciendo que el juego interpretativo, intertextual y elíptico sea de una enorme complejidad, pero, al mismo tiempo, original y provocativo. Un experimento literario muy interesante y recomendable.

Ver la entrada original

Por favor, sea breve. Antología de relatos hiperbreves, de Clara Obligado

Y acá está la primera parte de la antología de Clara Obligado. Hay varios cuentos que hemos visitado muchos de nosotros y de pronto, por una entrada publicada, por un comentario o una búsqueda, reencontramos el texto que visitamos tiempo atrás y alojamos en nuestro sitio.

Biblioteca letraherida

“Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí.”
Este microrrelato del escritor hondureño Augusto Monterroso es el más famoso de la historia
del género. En él critica al Partido Revolucionario Institucional (PRI) de
México, al que compara irónicamente con un dinosaurio por llevar más de setenta
años en el poder: toda una historia resumida en una corta frase cargada de
significado. Este texto habría quedado como una simple anécdota literaria, sino
fuera porque a finales del siglo XX y principios del XXI este tipo de narrativa
se ha ido consolidando, quedando Monterroso como uno de los padres de la
microficción, aunque sus raíces se encuentren en el Modernismo y la Vanguardia.

Por favor, sea breve (Páginas de Espuma), de Clara Obligado, es una antología de relatos hiperbreves que recoge decenas de narraciones mínimas españolas e hispanoamericanas. En este primer volumen, cuya portada es un homenaje al escritor precedente que continúa en…

Ver la entrada original 249 palabras más

Por favor, sea breve 2. Antología de microrrelatos, de Clara Obligado

Encontré un compañero de viaje en esto de los microrrelatos para el sitio en el que me dedico a ellos y a la narración oral. Todo a través de otro sitio que sigo.

Biblioteca letraherida

“La línea levantó la cabeza y me mordió la mano con la
que escribía. Comprendí que mi obsesión con el microrrelato era excesiva y me
puse a escribir un cuento de extensión convencional. Un párrafo se enroscó y
saltó hacia mí, hiriéndome en el calcañar con su cola ponzoñosa. Entonces me
instalé en el territorio más conocido de la novela. Algunos capítulos suscitan
mi desconfianza. Vivo inquieto, maquinando estrategias para proteger la
yugular.” “Escrituras” del crítico literario argentino David Lagmanovich es uno
de los más de cien microrrelatos que se pueden leer en Por favor, sea breve
2
(Páginas de Espuma), la segunda antología de Clara Obligado que recoge –junto
con la primera– las más conocidas narraciones mínimas españolas e
hispanoamericanas.

En esta segunda parte, en cuya anaranjada portada aparece la hormiguita de Juan Ramón Jiménez persiguiendo al dinosaurio de Monterroso, los rasgos temáticos versan, entre centenares de inquietudes y…

Ver la entrada original 119 palabras más

El discurso del Oso (Julio Cortázar) — Caminar por la playa

 

El discurso del Oso Soy el oso de las cañerías de la casa, subo por los caños en las horas de silencio, los tubos de agua caliente, de la calefacción, del aire fresco, voy por los tubos de departamento en departamento y soy el oso que va por las cañerías. Creo que me estiman porque […]

a través de El discurso del Oso (Julio Cortázar) — Caminar por la playa

Además de lo que yo quiero presentar y publicar, siempre que puedo aprovecho para difundir: como ven desde el título esta entrada no me pertenece sino que corresponde a otro blog (quizás sea casi el único del cual conozco en persona a alguno de sus participantes; casi todos los que circulamos por acá nos conocemos, confiamos, saludamos, felicitamos… virtualmente y a lo sumo hemos visto una foto de algunos de nosotros).